Ir al contenido principal

Explorar el campo abierto de la lectura

Con este artículo quiero sintetizar el capítulo abierto sobre la lectura que he ido desplegando durante las últimas semanas. La intención no es acabar el proceso, sino justo la contraria, dejar abierto un espacio en defensa de la lectura, el libro y la edición en todas sus dimensiones, incluidas las más contemporáneas.
Para etiquetar todo este conjunto de ideas, tal vez lo mejor sea trazar una panorámica. La primera cuestión a tener en cuenta es que leer hoy tiene unas peculiaridades: nuestros alumnos han nacido en una época en la que dominan las nuevas tecnologías y en la que existe una hibridación completa entre la lectura tradicional y la mediada por pantallas y aparatos de interacción comunicativa. Esto implica dificultades, aunque también nuevos horizontes por descubrir.
        Si tenemos que validar retos, el primero es el de vencer los efectos negativos de la aparente inmediatez que ofrecen, por ejemplo, internet y los ya universalizados smartphones. Es necesario orientar la lectura frente a esa fuerza seductora que fragmenta la comunicación, los contenidos y los textos hasta hacerlos momentáneos, parciales y superficiales. Y una de las propuestas posibles es incentivar la curiosidad lectora, las estrategias de lectura y la comprensión lectora



Para lograr lo primero es necesario refinar la mirada y seleccionar bien las lecturas, pero hemos de dar un paso más y desarrollar las potencialidades de lectura inapercibidas en las nuevas tecnologías. Este proceso debe ir acompañado, en cualquier caso, de una educación visual que ayude al alumno a interpretar textos no solo verbales, sino también icónicos. 
El reto de la educación visual combina perfectamente, por tanto, con el uso de nuevos gestores de contenido en internet, gracias a los cuales se une el uso de la lectura de imagen y texto a la producción de textos híbridos de imagen, sonido y texto tradicional. El reto de reaprender a leer debería ir unido al reto de reaprender a escribir mediante nuevas herramientas: Drive, Canva, Pinterest i Prezzi son ejemplos más que válidos con los que observar la potencialidad de ello.




El segundo reto es el de compensar el movimiento aparente de total accesibilidad que ofrece la red: la sensación de tener todo a nuestro alcance sin necesidad de elaborarlo, cuestionarlo o hacerlo propio. El aceptar ideas hechas, copiarlas, pegarlas sin necesidad de reconstruirlas y ni siquiera criticarlas es uno de los efectos perversos de la comunicación actual.
En ese sentido, la investigación puede ser un camino de compensación de este problema. La propuesta de pautar unas metodologías investigadoras, incentivar la creatividad y potenciar el respeto por la autoría y los derechos digitales me parecen claves.



Esta competencia relevante no debe obviar, por supuesto, la participación activa del alumno, individual y en grupo, incentivadora de la creatividad y del intercambio entre iguales. La participación ayuda a desarrollar la aportación y la delimitación individual de ideas, es una fuente incuestionable de producción textual y de interpretación, y orienta la comprensión lectora. A su vez, combinada con los nuevos gestores de contenido, multiplica su efecto y ayuda a desarrollar la educación visual.
En Profundización en la lectura y en Vamos a investigar un tema de introducción a la filosofía, he querido plantear dos actividades que reúnen características para potenciar la lectura y la comprensión lectora desde la interacción con medios digitales. Creo que ayudan a resolver en alguna medida los problemas de lectura anteriormente planteados, pero también tienen un núcleo común: la participación grupal. Respecto a la lectura, no solo ofrecen posibles recursos, sino que incentivan una actitud posiblemente más importante, la de hacer la lectura algo personal y propio de los alumnos implicados en el proceso, algo que va más allá de cualquier técnica acabada.




Por supuesto, el siguiente reto sería intentar fundir ambas propuestas en un proyecto más amplio y general, pero eso es un tema que dejo abierto para próximas investigaciones. De cualquier manera, todo este proceso que recojo bajo la etiqueta #Lectura_INTEF ha resultado un proceso interesantísimo que ha mejorado mis recursos para impartir la docencia de Filosofía. ¡Gracias a Espacios de lectura!


Comentarios

Artículos más leídos en este blog

El origen de la imagen y la estética antigua en Grecia (II). La belleza

El equilibrio entre racionalidad eintuición del arte griego antiguo supuso un paso decisivo en la evolución visual de la humanidad. Sin embargo, antes vivióuna notable historia, relacionada con uno de los atributos de lo visual, lo bello, la belleza, otra de las determinaciones a las que se orienta la visión directa y la percepción natural (tal vez el reclamo más contradictorio de los sentidos). Desde luego, si bien es posible que las originarias poblaciones griegas de Asia y las islas griegas tuvieran una particular disposición para cultivar la belleza, fue el cada vez mayor contacto con otras culturas, sobre todo con las orientales, el que ayudó a de perfilar la estética de la belleza griega, con la ayuda del esquematismo, el estilo geométrico y la matematicidad representativa presentes ya, por ejemplo, en las civilizaciones egipcia, mesopotámica y micénica. 




Pero no solo eso, tuvo también que fundirse y entrar en conflicto con las aportaciones de los invasores que aproximadamente de…

La pintura de los nombres propios

Etcéteras. Alfons Freire, Galería Sargadelos, enero-marzo, 2012

Dicen que la filosofía está socialmente muerta desde hace algunas décadas. Y puede que sea así, a excepción de algunas erupciones esporádicas que consiguen sacar durante unos meses la cabeza, para quedar colapsadas en un segundo y último extremo en forma de extravagancia, reducidas a la incomprensión de lo poco riguroso, o acusadas por los expertos más prácticos e integrados de ser el remake de una nostálgica y disfrazada superioridad, o condenadas por muchos otros a una indiferencia hacia aquellos que molestan con pensamientos complicados, anticuados y faltos de la practicidad y de la rapidez que «se necesitan» en nuestros tiempos digitales descompuestos. La actualidad parece haber engullido el ritmo sosegado y atento a los oídos del pensamiento y de la cultura, y no sólo de los clásicos, que sin duda sólo podrían leerse a la luz de nuestro presente, sino de esos muchos otros pensadores contemporáneos que intentan explica…

Notas para una estética de la naturaleza (I)

(Al hilo de la próxima participación del Grup d’Estètica i Política segle XXI (Gep21) en algunos de los actos de la biennal Art Mix 2011 de Santa Coloma de Gramenet, he elaborado unas notas de diálogo sobre el tema de esta convocatoria: Homo et Natura. Os invito a su lectura, y ofrezco este material tanto a los participantes como a los asistentes al seminario. El acto será el día 3 de mayo en el Centre d'art Contemporani Can Sisteré de Santa Coloma, a partir de las 20.00 h.)
La naturaleza humana Escisión naturaleza-ser humano. Es casi una tradición del arte occidental oponer dos esferas en último extremo relacionadas: naturaleza y ser humano. Esta oposición contiene diferentes segmentos de unidad, y, tal vez por eso, no sea muy fácil de mantener. Si miramos al mundo antiguo, por ejemplo, vemos que esa supuesta oposición se organizaba en el interior de una estructura de orden, equilibrio y proporción interdependientes, tanto en la esfera de la natura como en la esfera de lo humano; y…