Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2010

El norte del Transeunte, el suelo de nuestra memoria

Ya hace tiempo que quería presentar aquí las iniciativas ensayísticas de un gran amigo de años, con quien he podido trabajar de cerca y a quien debo un gran trecho en edición, corrección y diálogo. En ese trayecto que va desde la colaboración juntos hasta el presente cotidiano, he descubierto grandes momentos vividos, tanto en lo profesional como en lo literario, tanto en lo cultural como en lo didáctico, aspectos que, a pesar de la deforestación actual, muchos como él todavía cultivan y defienden. Este amigo es un enamorado de la poesía y de los viajes, además de un apasionado del arte, analista curioso de las nuevas y de las antiguas perspectivas del libro, conversador vocacional, ensayista callado, traductor erudito, amigo incondicional de la bibliografía e incondicional paseante de las culturas de la Europa central y oriental. Él no lo suele decir, pero es uno de los intermediarios más importantes y comprometidos, en el Estado español, de las culturas de los países del Este. Como …

LATITUD DE UN ABRAZO

Cruzar un ancho bloque de agua
no para saltar obstáculos,
sino para entregarse a la velocidad irresistible
de un pasajero en los segundos.

La suerte me brinda la forma
de colgarme en su cola de iguana
y superar toda una cadena de caídas
en atardeceres, uno tras otro,
pasando de meridiano en meridiano,
para atravesar la noche
sorprendido con un sol rojo casi permanente
que me deslumbra hora tras hora.

En la esquina del giro terrestre
soy vencido como ya esperaba,
y allí me sorprende una temprana noche
de oscuras y tupidas cortinas de hotel
en ese silencio ensordecedor
de aterrizaje en tierra incógnita,
de bienvenida simplemente cortés.

Es un día largo
previo a una mañana corta
en un vuelo rasante sobre un paisaje
jaspeado de manchas doradas de palma
y de vegetación rizada y de charcos azules espesos,
antes de dejarnos caer en otro día de humedad
trigueña, bronceada, de calor, cuerpos doblados,
asfalto roto, basura seca.
Madera, portal y plata sobre un fondo de acordeó…