Ir al contenido principal

La imposible mirada sobre Palestina

Entrada de la sala
Forn de Teatre Pa'tothom

Durante las dos últimas semanas, brevemente, los artistas Laila Serra, Gemma Serrahima, Manuel Atuan y Samira Badran nos han invitado, a través de sus ojos, a realizar miradas sobre Palestina. Y ahí precisamente, en ese «sobre», reside el punto en que se me queda detenido bruscamente el pensamiento... ¿«Sobre»?, ¿desde dónde? La artista Samira Badran me confirma algo: me cuenta que en su tierra, los asentamientos de colonos israelíes practican una arquitectura que se asemejaría casi por completo al viejo panóptico de las prisiones que destacará Foucault: se sitúan en la parte alta de las colinas, desde donde pueden ejercer un verdadero control visual de su enemigo vencido. Vigilancia y amenaza, multiplicada en una estructura cancerígena. Tenemos una primera mirada doblegada que desplaza el «sobre» a un «desde abajo» inevitable, si queremos situarnos a la altura del pueblo palestino.

Samira Badran, Glass Village in Al Khalil (1977)

       Razón también de la sensibilidad de Samira Badran, que construye espacios, texturas y ciudades imposibles mediante la transformación de fotografías reales, tomadas en Palestina, pero deseosas de abrir una mirada hacia el espacio ilusionado de su tierra libre.



       Manuel Atuan, por su parte, me habla de la paradoja de un pueblo israelí que masacra al que se quedó en la tierra original, en la de ambos, para cuidarla mientras el primero vivía su diáspora. Un pueblo que recluye los fragmentos del segundo en el interior de muros de hormigón, dosificando su sanidad, su alimentación, su tránsito y su esperanza. Podemos pensar que se lo hace casi a sí mismo, aunque le duela realmente más al que lo sufre. Tenemos así una segunda mirada «sobre» truncada. Aquí la esperanza ha de atravesar los muros, dejarse llevar a la altura del hombro, del pecho, parapetada en el diafragma de la cámara, abrasada en los bytes o el celuloide de su vuelo portátil, para después soñar con su montaje ya en el orden de la ilusión del vídeo.
Sala
Forn de Teatre Pa'tothom

Finalmente, veo el espacio en el que Laila Serra y Gemma Serrahima esparcen sus ilusiones fotográficas y textuales sobre Palestina, vividas en persona en Jenin (Cisjordania) con familias al tiempo esperanzadas y truncadas, en una tierra que parece «lejana», aunque esté «justo al otro lado de nuestro Mediterráneo». He de circular forzosamente por la periferia de la exposición, fuera del muro, lejos del centro, cubierto éste por los ángulos de una estrella trenzada con acero y verjas al más puro estilo de los campos de concentración. Como uno más de ellos...
Por último, inevitablemente atravieso todo ese puzzle espinoso de miradas «sobre» Palestina para llegar, no sin cierto desasosiego, al final de la exposición. Confirmo lo que ya sabía: me resulta imposible no mirar sobre Palestina sino a través de las verjas que la aprisionan, pero no puedo evitar situarme bastante dentro de su recinto, si no quiero quedarme fuera. Y, sinceramente, no quiero.

Forn de Teatre Pa'tothom

Esta acertada propuesta concluirá con una conferencia a cargo de Laila Serra Badran y Gemma Serrahima Mackay, el próximo lunes día 9 de febrero a las 19:30 h, lo cual supone un perfecto momento para intentar recuperar esa posible mirada sobre Palestina, precisamente a través del corte de las miradas «sobre» que nos proponen el Forn de teatre Pa’tothom y Sonia MacKay.

Miradas sobre Palestina
Conferència: 9 de febrer a les 19:30h
Laila Serra Badran i Gemma Serrahima Mackay.
Sala d’exposicions del Pa’tothom
Carrer de la Lluna, 5 baixos
08001 Barcelona
Amb la col∙laboració de Xarxa d’enllaç amb Palestina, Comunitat Palestina i Forn de Teatre Pa’ tothom.

Comentarios

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión o tus comentarios sobre esta entrada. ¡Anímate a intercambiar tus ideas!

Artículos más leídos en este blog

El origen de la imagen y la estética antigua en Grecia (II). La belleza

El equilibrio entre racionalidad eintuición del arte griego antiguo supuso un paso decisivo en la evolución visual de la humanidad. Sin embargo, antes vivióuna notable historia, relacionada con uno de los atributos de lo visual, lo bello, la belleza, otra de las determinaciones a las que se orienta la visión directa y la percepción natural (tal vez el reclamo más contradictorio de los sentidos). Desde luego, si bien es posible que las originarias poblaciones griegas de Asia y las islas griegas tuvieran una particular disposición para cultivar la belleza, fue el cada vez mayor contacto con otras culturas, sobre todo con las orientales, el que ayudó a de perfilar la estética de la belleza griega, con la ayuda del esquematismo, el estilo geométrico y la matematicidad representativa presentes ya, por ejemplo, en las civilizaciones egipcia, mesopotámica y micénica. 




Pero no solo eso, tuvo también que fundirse y entrar en conflicto con las aportaciones de los invasores que aproximadamente de…

La pintura de los nombres propios

Etcéteras. Alfons Freire, Galería Sargadelos, enero-marzo, 2012

Dicen que la filosofía está socialmente muerta desde hace algunas décadas. Y puede que sea así, a excepción de algunas erupciones esporádicas que consiguen sacar durante unos meses la cabeza, para quedar colapsadas en un segundo y último extremo en forma de extravagancia, reducidas a la incomprensión de lo poco riguroso, o acusadas por los expertos más prácticos e integrados de ser el remake de una nostálgica y disfrazada superioridad, o condenadas por muchos otros a una indiferencia hacia aquellos que molestan con pensamientos complicados, anticuados y faltos de la practicidad y de la rapidez que «se necesitan» en nuestros tiempos digitales descompuestos. La actualidad parece haber engullido el ritmo sosegado y atento a los oídos del pensamiento y de la cultura, y no sólo de los clásicos, que sin duda sólo podrían leerse a la luz de nuestro presente, sino de esos muchos otros pensadores contemporáneos que intentan explica…

Notas para una estética de la naturaleza (I)

(Al hilo de la próxima participación del Grup d’Estètica i Política segle XXI (Gep21) en algunos de los actos de la biennal Art Mix 2011 de Santa Coloma de Gramenet, he elaborado unas notas de diálogo sobre el tema de esta convocatoria: Homo et Natura. Os invito a su lectura, y ofrezco este material tanto a los participantes como a los asistentes al seminario. El acto será el día 3 de mayo en el Centre d'art Contemporani Can Sisteré de Santa Coloma, a partir de las 20.00 h.)
La naturaleza humana Escisión naturaleza-ser humano. Es casi una tradición del arte occidental oponer dos esferas en último extremo relacionadas: naturaleza y ser humano. Esta oposición contiene diferentes segmentos de unidad, y, tal vez por eso, no sea muy fácil de mantener. Si miramos al mundo antiguo, por ejemplo, vemos que esa supuesta oposición se organizaba en el interior de una estructura de orden, equilibrio y proporción interdependientes, tanto en la esfera de la natura como en la esfera de lo humano; y…