Ir al contenido principal

La Casa de l’Est y la Biblioteca Ignasi Iglésias nos llevan al interior de los Cárpatos de la mano del fotógrafo Cyril Horiszny


Desde el año 2003, la Casa de l’Est se ha volcado en difundir el conocimiento de un espacio geográfico, social y cultural de especial interés para el mundo contemporáneo: el de los países de la Europa central y oriental, su pasado, su historia, su cultura, sus ricas diferencias e identidades y su compleja realidad política, después de los grandes cambios que han marcado el destino de su relación con Europa y de Europa con sus vecinos del Este: la caída del Muro de Berlín, la construcción del espacio político, cultural y económico único de la Unión Europea, la expansión global y los monumentales movimientos migratorios hacia Europa y dentro de Europa desde todo el mundo, y la primera ampliación de la Unión Europea hacia el Este. 

En la actualidad, la Casa de l’Est promueve la cooperación académica, económica y cultural entre Cataluña y los países de la Europa central y oriental, mediante actos, programas y proyectos dirigidos a crear vínculos con este espacio tan cercano.


 es, sin duda, una propuesta excelente para el conocimiento de un mundo casi desconocido para los europeos, a pesar de su cercanía, y de un interés vital, por su centralidad en el pasado y el presente más inmediato de nuestra historia.
En ese contexto, hasta el 18 de enero nos ofrece un viaje a través de las imágenes del fotógrafo francoucraniano Cyril Horiszny, llenas de color, cercanía y detalle, centradas en un pueblo de los Cárpatos ucranianos ubicado en una de las regiones de más rica y compleja historia del mundo. La exposición "Els hutsuls, un poble dels Carpats Ucraïnesos" muestra las particularidades de una región compleja desde el punto de vista multiétnico, un ejemplo de civilización transnacional y pacífica que nos confirma la posibilidad de la convivencia entre diferentes culturas en nuestro mundo actual, así como el mantenimiento de la identidad y del pasado en el interior de un espacio global, a pesar de los vertiginosos cambios geopolíticos de nuestra historia.

El fotoperiodista Cyril Horiszny estudió Historia en la Sorbona y es colaborador habitual de Le Monde, entre otros medios, aunque desde 2001 se dedica en exclusiva a fotografiar en los países del Este, sobre todo en Ucranía, país de origen de sus abuelos y donde reside en la actualidad. Su trabajo fotográfico busca un equilibrio y una comunicación entre las dos vertientes de su identidad personal, y fundamentalmente un intento de compenetración con la poderosa realidad de su pasado. 


Sus fotografías muestran una realidad latente en su memoria (como en el imaginario de una parte importante de Europa), imágenes que gracias a su especial calidad expresiva nos invitan a compartir con él su recuerdo, a reconstruir su espacio y hacerlo visible, posible. Como bien dicen los organizadores de esta exposición, cuando la emoción y la representación se funden, surge la poesía social. Algo que parece latir en sus fotografías, en los rostros duros y profundos de sus personajes, en la rudeza atrayente y chocante de sus ambientes contrastados, sutiles y casi hiperreales.


En los últimos años, Cyril Horiszny ha intentado retratar del alma de las naciones que configuran Europa del Este, mediante un testimonio documental que lo es también de las dificultades y fragilidad en que viven sus jóvenes estados en transición. Cabe destacar sobre todo sus fotografías de 2005 sobre la Revolución naranja ucraniana, así como sus retratos de personajes clave en la contemporánea historia de ese país, entre ellos los del conocido político Youchtchenko.


Por su parte, la oportunidad de acercarnos a estos territorios cercanos pero desconocidos nos la brinda la Biblioteca Ignasi Iglèsias de Barcelona, anfitriona también de una colección especial de libros dedicada a Ucrania, así como otra de fotografía, que ha acogido con especial gusto e interés esta exposición de Cyril Horiszny. «Els hutsuls, un poble dels Carpats Ucraïnesos» es un paseo hacia la vida y las gentes en lo más recóndito de las montañas ucranianas. Os invito a que le abráis un hueco en vuestra mirada.
 Casa de l’Est http://www.casadelest.org/
 Cyril Horiszny http://www.kyrylo.com/
 Biblioteca Ignasi Iglèsias-Can Fabra  http://www.bcn.cat/bibcanfabra
 
Biblioteca Ignasi Iglèsias-Can Fabra
C. Segre 24-32
Del 18 de diciembre al 18 de enero de 2009. Sala de Exposiciones. Entrada libre.  


Comentarios

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión o tus comentarios sobre esta entrada. ¡Anímate a intercambiar tus ideas!

Artículos más leídos en este blog

El origen de la imagen y la estética antigua en Grecia (II). La belleza

El equilibrio entre racionalidad eintuición del arte griego antiguo supuso un paso decisivo en la evolución visual de la humanidad. Sin embargo, antes vivióuna notable historia, relacionada con uno de los atributos de lo visual, lo bello, la belleza, otra de las determinaciones a las que se orienta la visión directa y la percepción natural (tal vez el reclamo más contradictorio de los sentidos). Desde luego, si bien es posible que las originarias poblaciones griegas de Asia y las islas griegas tuvieran una particular disposición para cultivar la belleza, fue el cada vez mayor contacto con otras culturas, sobre todo con las orientales, el que ayudó a de perfilar la estética de la belleza griega, con la ayuda del esquematismo, el estilo geométrico y la matematicidad representativa presentes ya, por ejemplo, en las civilizaciones egipcia, mesopotámica y micénica. 




Pero no solo eso, tuvo también que fundirse y entrar en conflicto con las aportaciones de los invasores que aproximadamente de…

La pintura de los nombres propios

Etcéteras. Alfons Freire, Galería Sargadelos, enero-marzo, 2012

Dicen que la filosofía está socialmente muerta desde hace algunas décadas. Y puede que sea así, a excepción de algunas erupciones esporádicas que consiguen sacar durante unos meses la cabeza, para quedar colapsadas en un segundo y último extremo en forma de extravagancia, reducidas a la incomprensión de lo poco riguroso, o acusadas por los expertos más prácticos e integrados de ser el remake de una nostálgica y disfrazada superioridad, o condenadas por muchos otros a una indiferencia hacia aquellos que molestan con pensamientos complicados, anticuados y faltos de la practicidad y de la rapidez que «se necesitan» en nuestros tiempos digitales descompuestos. La actualidad parece haber engullido el ritmo sosegado y atento a los oídos del pensamiento y de la cultura, y no sólo de los clásicos, que sin duda sólo podrían leerse a la luz de nuestro presente, sino de esos muchos otros pensadores contemporáneos que intentan explica…

Notas para una estética de la naturaleza (I)

(Al hilo de la próxima participación del Grup d’Estètica i Política segle XXI (Gep21) en algunos de los actos de la biennal Art Mix 2011 de Santa Coloma de Gramenet, he elaborado unas notas de diálogo sobre el tema de esta convocatoria: Homo et Natura. Os invito a su lectura, y ofrezco este material tanto a los participantes como a los asistentes al seminario. El acto será el día 3 de mayo en el Centre d'art Contemporani Can Sisteré de Santa Coloma, a partir de las 20.00 h.)
La naturaleza humana Escisión naturaleza-ser humano. Es casi una tradición del arte occidental oponer dos esferas en último extremo relacionadas: naturaleza y ser humano. Esta oposición contiene diferentes segmentos de unidad, y, tal vez por eso, no sea muy fácil de mantener. Si miramos al mundo antiguo, por ejemplo, vemos que esa supuesta oposición se organizaba en el interior de una estructura de orden, equilibrio y proporción interdependientes, tanto en la esfera de la natura como en la esfera de lo humano; y…