Ir al contenido principal

De la continuidad del documento a los conductos de la memoria

Siempre me ha interesado la fotografía por su depósito de memoria y por su profundo impacto en mi interioridad, por su llamada a reflexionar sobre el imaginario que me construye y por su movimiento de piezas en mi imaginación. Suelo sentir la posibilidad de introducir algo mío en el interior de su encuadre desde el exterior de mi espacio complicado y conflictivo. Por el contrario, siempre he detestado esa fotografía que cortocircuita el tiempo abierto entre la imagen y la sociedad, que convierte nuestra visión en una simple etiqueta de verdad, artificio o superficialidad inútil. Ni siquiera me consuela ni me conmueve una imagen fuerte que aúne a la humanidad en un solo grito. Más bien me horroriza. De ahí que una de las alternativas que más me entusiasmen sea la fotografía documental, la fotografía documental que abre una ventana de aire para la visión, que permite la circulación del tiempo desde el pasado al presente continuo.

Hoy me he topado con un punto fotográfico en la red llamado 7.7 (sietepuntosiete) que casi parece como sacado de mis imaginaciones temporales benjaminianas. Como ejemplo extraigo unas palabras fundacionales de sus editores: «Muchas veces pensamos en cómo deberían ser las historias que, como fotógrafos documentalistas, queríamos albergar. Y supimos que no iban a ser como esos trabajos que tantas veces habíamos visto y con los cuales crecimos: un mapa de iconos con lugares exóticos de fondo en donde pasan cosas horribles y la gente sólo es infeliz (...)

Y es allí donde entendimos la necesidad de una fotografía de proximidad y profundidad, una fotografía en la que las historias que se cuentan contienen todos los matices que componen este enredo de mundo en el que vivimos. Historias contadas con fotos que vinculan, que incitan al pensamiento, a un pensamiento complejo como la realidad, sin buenos ni malos, sin héroes ni villanos.
Así fue como decidimos abrir esta ventana: como un lugar en el que mostrar diferentes miradas, visiones comprometidas con lo que nos rodea, y en un ejercicio constante de entender y entendernos, de explicarnos a nosotros mismos».
Ésta es la dirección de este sietepuntosiete de documentación temporal:

Revista digital de fotografía documental  7.7  http://www.7punto7.net/

Allí mismo reside también el punto de memoria de una fotógrafa bloguera cuya intención es ayudarnos a reconstruir y movilizar nuestra memoria llena. No está de más que revisemos también el almacén gráfico de nuestros hardwares personales, que en esta época de reglobalización comienza ya a estar un poquito lleno de viejos trastos inútiles y de nuevos objetos innecesarios. Aquí reside la posibilidad de pensar-fotografiar-actuar, que no es poco, sobre todo para los que tenemos un alma de fotógrafos frustrados.

          Bienvenidos a la reconstrucción de la memoria y a la documentación del tiempo.

 
 

Comentarios

Artículos más leídos en este blog

El origen de la imagen y la estética antigua en Grecia (II). La belleza

El equilibrio entre racionalidad eintuición del arte griego antiguo supuso un paso decisivo en la evolución visual de la humanidad. Sin embargo, antes vivióuna notable historia, relacionada con uno de los atributos de lo visual, lo bello, la belleza, otra de las determinaciones a las que se orienta la visión directa y la percepción natural (tal vez el reclamo más contradictorio de los sentidos). Desde luego, si bien es posible que las originarias poblaciones griegas de Asia y las islas griegas tuvieran una particular disposición para cultivar la belleza, fue el cada vez mayor contacto con otras culturas, sobre todo con las orientales, el que ayudó a de perfilar la estética de la belleza griega, con la ayuda del esquematismo, el estilo geométrico y la matematicidad representativa presentes ya, por ejemplo, en las civilizaciones egipcia, mesopotámica y micénica. 




Pero no solo eso, tuvo también que fundirse y entrar en conflicto con las aportaciones de los invasores que aproximadamente de…

La pintura de los nombres propios

Etcéteras. Alfons Freire, Galería Sargadelos, enero-marzo, 2012

Dicen que la filosofía está socialmente muerta desde hace algunas décadas. Y puede que sea así, a excepción de algunas erupciones esporádicas que consiguen sacar durante unos meses la cabeza, para quedar colapsadas en un segundo y último extremo en forma de extravagancia, reducidas a la incomprensión de lo poco riguroso, o acusadas por los expertos más prácticos e integrados de ser el remake de una nostálgica y disfrazada superioridad, o condenadas por muchos otros a una indiferencia hacia aquellos que molestan con pensamientos complicados, anticuados y faltos de la practicidad y de la rapidez que «se necesitan» en nuestros tiempos digitales descompuestos. La actualidad parece haber engullido el ritmo sosegado y atento a los oídos del pensamiento y de la cultura, y no sólo de los clásicos, que sin duda sólo podrían leerse a la luz de nuestro presente, sino de esos muchos otros pensadores contemporáneos que intentan explica…

Notas para una estética de la naturaleza (I)

(Al hilo de la próxima participación del Grup d’Estètica i Política segle XXI (Gep21) en algunos de los actos de la biennal Art Mix 2011 de Santa Coloma de Gramenet, he elaborado unas notas de diálogo sobre el tema de esta convocatoria: Homo et Natura. Os invito a su lectura, y ofrezco este material tanto a los participantes como a los asistentes al seminario. El acto será el día 3 de mayo en el Centre d'art Contemporani Can Sisteré de Santa Coloma, a partir de las 20.00 h.)
La naturaleza humana Escisión naturaleza-ser humano. Es casi una tradición del arte occidental oponer dos esferas en último extremo relacionadas: naturaleza y ser humano. Esta oposición contiene diferentes segmentos de unidad, y, tal vez por eso, no sea muy fácil de mantener. Si miramos al mundo antiguo, por ejemplo, vemos que esa supuesta oposición se organizaba en el interior de una estructura de orden, equilibrio y proporción interdependientes, tanto en la esfera de la natura como en la esfera de lo humano; y…