Ir al contenido principal

Baobab. Enrique Mestre-Jaime (hoja de sala en la galería ADN, Barcelona, 2006)

Arroyo de tierra

África es el continente primigenio. Y su espacio es una puerta abierta a las culturas ancestrales que saben del enigma y del destino de la humanidad. El continente originario vive una espiritualidad cálida y húmeda que hunde sus raíces en tierras vigorosas como las de Mauritania, Malí o Níger, por ejemplo, y que extiende sus signos y sus impresionantes colores en la cuenca de desiertos y de milagrosos oasis.

Enrique Mestre-Jaime nos presenta en esta ocasión una experiencia geosensitiva en forma de viaje iniciático: una navegación a bordo de barcos que parecen surgir de la arcilla misma de las tierras africanas, y que nos guían hasta el telón de fondo de las estrellas, transportados por salpicaduras de vida y de luz. En este viaje de texturas arenosas y doradas nos vemos reflejados en la silueta de ciudades y mezquitas que parecen nuestras sombras, y cuya espiritualidad traza una línea imaginaria que va desde el barro de la arquitectura modelada con las manos hasta la interrogación por el destino del mundo.

Nuestro viaje discurre por el cauce del «agua», y ese es el nombre de las esperanzas africanas, tesoro que lo fue en el origen y deuda que lo será en el destino de la humanidad.
El «escaso bien» sólo premia algunas tierras de África, que reciben el color gracias a los meandros de valientes ríos que las fertilizan y que, cuando se retiran, donan también el barro con el que se amasan igualmente creencias, mitos y el adobe de los pueblos. Con el color renace la vida, allí donde se detiene el agua. Por eso el color también despierta el deseo de llevar la vida hasta el telón de fondo del destino, del continente, del planeta y del universo, y de allí traerlo de nuevo al pasado. África es la cuna, y el color de sus sueños y de su espíritu penetra en las raíces del barro y nos pide que hagamos algo para detener el agua, pues si no, sólo quedará la posibilidad de las estrellas.


Más información sobre Enrique Mestre-Jaime

http://edictica.blogspot.com/2008/04/geografas-de-la-calma-enrique-mestre.html

Comentarios

Artículos más leídos en este blog

El origen de la imagen y la estética antigua en Grecia (II). La belleza

El equilibrio entre racionalidad eintuición del arte griego antiguo supuso un paso decisivo en la evolución visual de la humanidad. Sin embargo, antes vivióuna notable historia, relacionada con uno de los atributos de lo visual, lo bello, la belleza, otra de las determinaciones a las que se orienta la visión directa y la percepción natural (tal vez el reclamo más contradictorio de los sentidos). Desde luego, si bien es posible que las originarias poblaciones griegas de Asia y las islas griegas tuvieran una particular disposición para cultivar la belleza, fue el cada vez mayor contacto con otras culturas, sobre todo con las orientales, el que ayudó a de perfilar la estética de la belleza griega, con la ayuda del esquematismo, el estilo geométrico y la matematicidad representativa presentes ya, por ejemplo, en las civilizaciones egipcia, mesopotámica y micénica. 




Pero no solo eso, tuvo también que fundirse y entrar en conflicto con las aportaciones de los invasores que aproximadamente de…

La pintura de los nombres propios

Etcéteras. Alfons Freire, Galería Sargadelos, enero-marzo, 2012

Dicen que la filosofía está socialmente muerta desde hace algunas décadas. Y puede que sea así, a excepción de algunas erupciones esporádicas que consiguen sacar durante unos meses la cabeza, para quedar colapsadas en un segundo y último extremo en forma de extravagancia, reducidas a la incomprensión de lo poco riguroso, o acusadas por los expertos más prácticos e integrados de ser el remake de una nostálgica y disfrazada superioridad, o condenadas por muchos otros a una indiferencia hacia aquellos que molestan con pensamientos complicados, anticuados y faltos de la practicidad y de la rapidez que «se necesitan» en nuestros tiempos digitales descompuestos. La actualidad parece haber engullido el ritmo sosegado y atento a los oídos del pensamiento y de la cultura, y no sólo de los clásicos, que sin duda sólo podrían leerse a la luz de nuestro presente, sino de esos muchos otros pensadores contemporáneos que intentan explica…

Notas para una estética de la naturaleza (I)

(Al hilo de la próxima participación del Grup d’Estètica i Política segle XXI (Gep21) en algunos de los actos de la biennal Art Mix 2011 de Santa Coloma de Gramenet, he elaborado unas notas de diálogo sobre el tema de esta convocatoria: Homo et Natura. Os invito a su lectura, y ofrezco este material tanto a los participantes como a los asistentes al seminario. El acto será el día 3 de mayo en el Centre d'art Contemporani Can Sisteré de Santa Coloma, a partir de las 20.00 h.)
La naturaleza humana Escisión naturaleza-ser humano. Es casi una tradición del arte occidental oponer dos esferas en último extremo relacionadas: naturaleza y ser humano. Esta oposición contiene diferentes segmentos de unidad, y, tal vez por eso, no sea muy fácil de mantener. Si miramos al mundo antiguo, por ejemplo, vemos que esa supuesta oposición se organizaba en el interior de una estructura de orden, equilibrio y proporción interdependientes, tanto en la esfera de la natura como en la esfera de lo humano; y…