martes, 30 de agosto de 2016

Descartes de un anonimato inconcluso. Cuerpos y vestidos


No sabía cómo ponerle vendas 
no... 
vestidos
a sus heridas,

antes había visto

GENTES



pasando
en multitud
de rostros y recovecos anchos.


E imaginaba daño,


aunque
quedaba el poso 
por momentos
concentrado.





 Aquellas cuatro paredes eran el lienzo, 


más,
sin más, las gentes
que vienen y van


los motivos que sirven
y a la vez indican
quién es uno hoy y ahora


y quién fue ayer.

Sí, las gentes 



... nunca marchan



quedan como lapas en las cosas



son mundo
que rompe y se rompe


demasiado.




Al final solo hice dialogar 
instantes de su cuerpo, aunque


 eso sí, 
decidí entregarle un mensaje en mano:











"Nos vemos en otro lienzo JP"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nos encantaría conocer tu opinión o tus comentarios sobre esta entrada. ¡Anímate a intercambiar tus ideas!