domingo, 23 de octubre de 2011

Llegará el otoño

              
Juan Carlos Estudillo
















Aprovecho una curiosa coincidencia con una pieza de mi amigo Juan Carlos Estudillo, y a cambio le ofrezco un poema semiabandonado entre mis papeles, para que lo combine con su trabajo. Su rizoma me convence. Espero que sepa disculparme por este atropello de espigador de la memoria aficionado. Aprovecho para agradecerle sus últimas iniciativas y para romper con todos vosotros mi silencio de meses en el blog.

Otro día podré observar
(sin equivocarme)
las rosas
abrir sus labios sin prisa.
Escucharé el tranquilo silencio                           
de unas ventanas sin límite.
Otro día será:
veré el sueño diluido                      
al amanecer el balcón helado.     
Alcanzaré la suavidad
de unos rayos
de sol.
Y unas voces en el patio.
(Cualquier día llegará la primavera
y pasearé por el parque,                                       
las hojas de mis libros se colgarán de los árboles.)
Otro día será,                            
las calles levantarán sobre mí 
ese vapor helado                        
en que todo sucede despacio,                         
soñarán mis manos muertas      
con el camino mágico,                                      
caerán las hojas de los árboles, 
al suelo,                                      
y sobre ellas escribirá dulce el tiempo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión o tus comentarios sobre esta entrada. ¡Anímate a intercambiar tus ideas!