jueves, 2 de octubre de 2008

CUANDO PIENSO EN TI. Raquel Marín

SILUETAS TENUES CON ALAS DE PAPEL

Una sala de huecos acogedores.

Casi se intuyen el papel, la madera, las sensaciones y los sonidos suaves.

Oigo la respiración de sus capas, frágiles y tiernas.

Se mueven sus tejidos con ligeros crujidos como de alas, entre las capas y los perfiles del marco, de la ventana.

Aparecen frágiles siluetas de madera, parece que tiemblan.

Navegan, tapándose tímidas e interesantes de la lluvia, o tal vez protegen su barco de palabras del agua del cielo, más que del río que las lleva mientras se bambolean, lentamente, sin enseñar sus ojos.

Sucede la madera como papel constante, sin tintes ni lejías, como de toda la vida, salpicada por ilusiones de color dulce, como la nata, como la nieve en polvo, fresca.

Madera que en otros tiempos parecía papel madera, mensajera de regalos y envoltorio de recuerdos.

Papel para leer, papel que cubre la lectura, soporte de pincel.

Otros papeles finos, transparentes, pero crocantis, mueven sus alas mientras piensan.

En otra ventana se insinúan cartas que parecen cuidadosamente guardadas en el bolsillo de un corazón frágil que parece soñar o meditar sobre recuerdos.

Cada vez que palpita su bolsillo suena con una respiración de abrecartas.

Es necesario entrar en la ventana del collage, y asomarse al corazón de su interior, para ver su espalda de cartón.

Y también aparece salpicado o entrevisto el rojo ligeramente apagado, entre las comisuras y los bolsillos del decorado en miniatura tierna de figuras entrelazadas.

Al final encuentro un personaje que me lanza un congelado pálpito de emoción en forma de llama, de un rojo emocionado que no había visto nunca en una imagen recortada.

No obstante, vuelvo a las alas de mariposa del comienzo de la sala, un segundo antes de comenzar el vuelo...

Mientras salgo me quedo con la textura tierna de las siluetas que parecen haber concertado una cita en recodos de libros, páginas y secretos escondidos, respirando con un sonido suave y crocanti.

  
Raquel Marín nos presenta en Pa Thotom Forn de Teatre, del 2 al 31 de Octubre, una muestra de collages llenos de sensibilidad y emoción, cercanos a las sugerencias de la poesía, del dibujo y de la ternura de la materia artística, portadores de ensoñaciones sutiles y de una honda amabilidad. Repletos de aleteos de papel y de susurros. 

Idea de Sonia Mackay

Pa Tothom Forn de Teatre
Carrer de la Lluna, 5
BARCELONA


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos encantaría conocer tu opinión o tus comentarios sobre esta entrada. ¡Anímate a intercambiar tus ideas!